viernes, 6 de abril de 2007

6 de abril de 1327, Petrarca conoce a Laura

Era el día en que el sol se puso un velo
para llorar de su Hacedor la muerte,
cuando me ataron con cadena fuerte
vuestros soles, que eclipsan al del cielo.


Fue en el tiempo, e iba sin recelo
de que Cupido con su arpón me acierte,
cuando cautivo me sentí, de suerte
que entre el duelo común nació mi duelo.


Hallome Amor del todo desarmado,
y viendo abierta al corazón la vía,
por los ojos entró con desenfado.


Pero ningún honor hace, a fe mía,
a él herirme con flecha en tal estado
y a vos disimular el arma impía