viernes, 27 de abril de 2007

Thomas R. Malthus (1766-1834). Crecimiento demográfico y economía


"Si una persona se toma la molestia de hacer cálculos verá que si fuera posible conseguir, sin ninguna limitación, los alimentos necesarios para la vida, y si el número de personas se duplicara cada veinticinco años, la población que para el día de hoy habría podido reproducirse de una sola pareja humana, a partir de la Era Cristiana, habría sido suficiente únicamente para llenar por completo de habitantes la tierra, a cuatro personas por vara cuadrada, incluso para llenar todos los planetas de nuestro sistema solar en esta misma proporción, y no únicamente los de nuestro sistema solar, sino todos los planetas que giren alrededor de las estrellas y que son visibles a simple vista, dando por supuesto que cada una de estas estrellas tenga tantos planetas en su sistema como los que tiene nuestro sol [...]
Si tomamos el conjunto de la tierra, y suponiendo que la población actual sea de mil millones de habitantes, la especie humana irá creciendo con los números 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128, 256 y los alimentos crecerán con 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9. En el transcurso de dos siglos la población se encontraría, respecto a los medios de subsistencia en la proporción de 259 a 9; en tres siglos la proporción sería de 4.096 a 13, y en dos mil años la diferencia sería incalculable [...]
El hambre parece ser el último y más temible recurso de la Naturaleza [...]. La capacidad de crecimiento de la población supera de tal manera a la capacidad de la tierra para proveernos de alimento, que es forzoso que la raza humana se vea sujeta, de una u otra forma, a la muerte prematura. Los vicios de la Humanidad son otros tantos agentes activos y eficaces de la despoblación. Pero si estos agentes fracasan en esta guerra de exterminio, avanzan entonces en terrible séquito las enfermedades periódicas, las epidemias, la peste y toda clase de enfermedades, barriendo miles y decenas de miles de vidas humanas. Si a pesar de esto no se consigue el éxito completo, vienen por la retaguardia las hambrunas gigantescas y fatales, y de un solo golpe igualan los niveles de la población y de los alimentos del mundo."

THOMAS R. MALTHUS