lunes, 7 de mayo de 2007

La civilización. Historia del concepto. 2


La definición de civilización como conjunto de características


Otra perspectiva para una devinición de la civiliación prestnea una combinación de elementos de delimitación con la información sobre la naturaleza de estas sociedades a partir de la compilación de listas de características de los diferentes niveles de organización social. Gorden Childe (1950) confeccionó una lista de diez características de las ciudades, seleccionadas para ser indentificadas a partir del registro arqueológico. Su concurrencia en un yacimiento antiguo suponía la existencia de una comunidad urbana que formaba parte de una civilización. Childe empleó estas características para definir y reconocer las formas tempranas de urbanismo e intentó demostrar cómo funcionaban y cómo se interrelacionaban. No resulta difícil distinguir en los diez índices de Childe distintas características primarias y secundarias de las civilizaciones antiguas. Las cinco características primarias se refieren a los testimonios de cambios fundamentales en la organización de la sociedad, mientras que las cinco secundarias están en relación con las diversas formas de evidencia que señalan la presencia de las cinco características primarias.


Características primarias



  1. Tamaño y densidad demográfica de las ciudades: el crecimiento de una población organizada implica un nivel más amplio de integración social.


  2. Especialización del trabajo a tiempo completo: la institunalización de la especialización productiva de los trabajadores, al igual que de los sistemas de distribución de intercambio.


  3. Concentración de excedente: existencia de medios para recaudar y gestionar el excedente productivo de campesinos y artesanos.


  4. Estructuración social de clases: organización y dirección de la sociedad por una clase dirigente privilegiada, compuesta por funcionarios religiosos, políticos y militares.


  5. Organización estatal: existencia de una organización política bien estructurada basada en la adscripción residencial, que reemplazaría a la identificación política basada en el parentesco.

Características secundarias




  1. Obras públicas momumentales: existencia de empresas colectivas en forma de templos, palacios, almacenes, y sistemas de irrigación.


  2. Comercio a larga distancia: expansión de la especialización y el intercambio más allá de la ciudad en un marco de desarrollo comercial.


  3. Obras de arte normalizadas y monumentales: formas artísticas altamente desarrolladas que expresan identificación simbólica y gusto estético.


  4. Escritura: la técnica de la escritura como instrumento en los procesos de organización y gestión.


  5. Aritmética, geometría y astronomía: inicio de las ciencias exactas y predictivas y de la ingeniería

Si se separan y reordenan estos diez puntos, se puede apreciar la profundidad de la comprensión y la perspicacia que caracterizan gran parte de los escritos de Childe. Las características primarias se relacionan con los cambios demográficos, económicos y organizativos que constituyen aspectos esenciales de los inicios de la civilización. Las características secundarias documentan la existencia de ciertas características primarias. Por ejemplo, una comunidad capaz de construir obras públicas monumentales ha de contar con artesanos especializados con el excedente suficiente para financiar esos trabajos. El comercio a larga distancia y a gran escala también resulta indicativo de la existencia de las características primarias. La especialización artesanal para crear bienes de consumo, la habilidad para concentrar excedentes y una organización política capaz de organizar el comercio se imbricarían en una red de comercio a gran escala. Dos de las características de Childe han sido objeto de fuertes críticas; la escritura y las obras de arte normalizadas. A primera vista, estos rasgos parecen tener una importancia muy secundaria, pero son indicadores de cambios fundamentales en la organización social. La escritura era utilizada, especialmente en las civilizaciones antiguas de Mesopotamia para llevar la contabilidad. La escritura, o algún sustituto que sirviera para el registro de transacciones complejas, resultaba necesaria para el tipo de sistema económico a gran escala que requería la civilización del Próximo Oriente. La utilidad de las convenciones artísticas no es tan aparente como la de la escritura, pero los temas del primer arte normalizado parecen reafirmar la estructura y los códigos sociales de la civilización antigua. La escritura, el arte normalizado y las civilizaciones antiguas, cuya aparición se produjo simultáneamente, estaban claramente relacionados y formaban parte de un mismo proceso.


Elman Service ha propuesto otro sistema de características para diferenciar las civilizaciones y los estados de otras formas de organización. A partir de información etnográfica procedente de todo el mundo, Service (1962) ha formulado una serie de niveles teóricos de organización. Service utiliza el término "estado" para evitar muchas de las connotaciones del término "civilización". Considera al estado como la forma más elevada de organización sociopolítica, caracterizada por un gobierno centralizado muy fuerte y una clase dirigente profesional divorciada, en gran medida, de los lazos de parentesco. El estado estaba muy estratificado y diversificado internamente, con patrones residenciales frecuentemente basados en la especialización de las actividades más que en las relaciones de consanguineidad o afinidad. El estado trataba de mantener el monopolio de la fuerza y se caracterizaba por la aparición de la ley. Su estructura económica se fundamentaba en el intercambio recíproco y en la redistribución, y estaba controlada por una élite con acceso preferencial a los bienes y servicios estratégicos.


CHARLES L. REDMAN, Los orígenes de la civilización. Desde los primeros agricultores hasta la sociedad urbana en el Próximo Oriente, Ed. Crítica, 1990