sábado, 28 de julio de 2007

Gramática generativa. Y 2.


El lingüista pretende formular de modo explícito el conocimiento que el hablante tiene de su lengua. O dicho de otro modo: su objetivo consiste en construir un sistema de reglas que funcione como modelo de la gramática del hablante. Esta tarea podría parecer sencilla, dado que se trata únicamente de reproducir del modo más fiel posible la gramática adquirida por el niño sin aparente esfuerzo. Por desgracia, esta impresión está lejos de la realidad: los intentos realizados hasta la fecha por los estudiosos del lenguaje todavía no han conseguido dar como fruto la elaboración de una sola gramática que recoja en su totalidad el conocimiento que cualquier hablante muestra en el uso de su lengua.
Cuando se estudian con detenimiento, las lenguas naturales aparecen como sistemas de enorme complejidad formal. Y, sin embargo, cualquier niño es capaz de superar la dificultad que supone elaborar la gramática de su lengua a partir de la muestra fragmentaria (y, en buena parte, deformada) de enunciados a la que tiene acceso. Para Noam Chomsky, el único modo de explicar la rapidez y homogeneidad de la adquisición del lenguaje consiste en supone que en la herencia genética del ser humano están contenidos, como característica común de toda la especie, ciertos principios universales que delimitan la forma de las gramáticas, de modo que la tarea del niño resulta más accesible. Naturalmente, este enfoque presupone la existencia de universales lingüísticos que se cumplen en todas las lenguas naturales, a pesar de las obvias direrencias que éstas presentan entre sí. Los principios formales de carácter general limitarían el margen de variación de las gramáticas particulares. Éstas serían, según la concepción de Chomsky, muestras de un único esquema general: la gramática universal.
Por el momento, el afán de los lingüistas ha de centrarse en el análisis de los aspectos que todavía no han recibido un tratamiento formal satisfactorio para irlos integrando progresivamente en el modelo gramatical. Este procedimiento lleva implícita la idea del refinamiento continuo de la gramática propuesta por el lingüista. En este aspecto, la lingüística procede al modo de las ciencias empíricas (como la física o la química), elaborando hipótesis de trabajo que sólo serán sustituidas cuando se disponga de otras más generales y refinadas.


Ma. LLUÏSA HERNANZ y JOSÉ Ma. BRUCART, La sintaxis. 1. Principios teóricos. La oración simple, 1987
Biografía de Noam Chomsky
Arriba, fotografía de Noam Chomsky