lunes, 9 de abril de 2007

Kafka en 1912

"Las personas que mantienen su naturaleza alejada de la comunidad no necesitan en absoluto ser defendidas, ya que la incomprensión no les puede afectar porque son abstrusas y, en ellas, el amor encuentra trabas por todas partes; tampoco necesitan tonificantes porque, si de verdad quieren subsistir, solo pueden hacerlo nutriéndose de ellas mismas. Así, pues, no se les puede ayudar sin que se les perjudique."

Franz Kafka, extracto de una recensión aparecida en la revista Hyperion en 1912