sábado, 21 de abril de 2007

L'amor vers le chevalier



No fust rien que ele dormist;
tornë et retorne sovent,
ele se pasme et s'estent,
sofle, sospirë et baaille,
molt se demeinë et travaille,
tremble, fremist et si tressalt,
li cuers li ment et se li falt.
Molt es la dame mal baillie,
et quant ce est qu'el s'entroblie,
ensemble lui cuide gesir,
entre ses braz tot nu tenir;
entre ses braz le cuide estreindre.
Ne set s'amor covrir ne feindre
ele acole sos covertor,
confort n'i treuve ne amor;
mil feiz baise son oreiller,
tot por l'amor al chevalier.

[No hubo manera de dormir; da vueltas y más vueltas, se queda en suspenso y se desespereza, sola, suspira y bosteza, se agita mucho y se angustia, tiembla, se inquieta y se estremece, su corazón desfallece y le falla. La dama no puede dominarse y cuando se descuida, le parece que yace con él, que lo tiene desnudo entre sus brazos; cree que lo está estrechando entre sus brazos. No sabe esconder su amor ni disimularlo; acaricia su cobertor y no encuentra en ello consuelo ni amor; mil veces besa su almohada, sólo por el amor del caballero.]

Roman d'Eneés, vv.1311-1325