miércoles, 20 de junio de 2007

El castigo de Narciso


Y mientras ansía calmar la sed, nació otra sed; y mientras bebe, cautivado por el reflejo de la belleza que está viendo, ama una esperanza sin cuerpo; cree que es cuerpo lo que es agua, [...] Esa sombra que estás viendo es el reflejo de tu imagen. No tiene entidad propia; contigo vino y contigo permanece; y contigo se alejaría, si pudieras alejarte.

Texto:
OVIDIO,
Metamorfosis, Libro III, Ed. Alianza
Imagen:
JOHN WATERHOUSE, Eco y Narciso, fragmento del cuadro